No se queda en la utopía, sino que se pone manos a la obra con un proceso de creación de negocio en seis pasos que arranca con la localización de un “punto óptimo” de intersección entre competencia y pasión, la creación de contenido a través de un canal de difusión para, después de cosechar una audiencia determinada, diversificar ese contenido y monetizarlo. El pilar del modelo es la capacidad del empresario de construir una audiencia ante una realidad de mercados cada vez más dinámicos y clientes más volubles.
No soy muy partidario de compartir el enlace directo del video en Facebook, ya que son competidores y como podrás comprobar Facebook hace que la publicación no sea muy atractiva, por lo que mi sugerencia es que hagas un video-corto en formato teaser del video completo y lo subas de manera nativa a Facebook y en la misma publicación hagas referencia a que pueden ver el video completo en tu canal de YouTube, enlazando al mismo.
Este es el primer paso, y para ello debes revisar los videos antiguos si están correctamente etiquetados  de no estarlo re-etiquetarlos, revisa los títulos, las etiquetas (tags) y las miniaturas (thumbnail). Dependiendo de la cantidad de videos que tengas te llevará más o menos tiempo, pero es importante invertir este tiempo en ello porque puedes incrementar visualizaciones si haces un buen trabajo de revisión. Es importante también que hagas un trabajo de búsqueda de vídeos relacionados a los que tienes que generen un alto tráfico, y los analices detalladamente en cuanto al título y tags, y veas si te puede interesar actualizar el título siguiendo una línea similar.

Con más de 1.300 millones de usuarios en todo el mundo, YouTube se alza como el lugar preferido de los consumidores para ver, crear y compartir contenidos audiovisuales. Por su alcance, masividad y capacidad de conexión con la audiencia, el video es una gran herramienta de marketing. Pero a la hora de crear contenidos geniales y memorables para que los usuarios los recuerden y compartan, ¿por dónde comenzar? Aunque no existe un manual o recetas mágicas para asegurar resultados, las empresas pueden considerar estas ideas para impulsar su éxito en el mundo del video digital.
Si busca introducirse en el marketing digital desde un punto de vista global para entender qué papel desempeña cada estrategia dentro del marketing mix de una empresa, este texto también le resultará particularmente útil. Con la firme pretensión de alejarse de otras obras más académicas que enfocan el marketing digital como un teórico objeto de estudio, estas páginas se proponen ser, en cambio, una guía y apoyo para su negocio, una fuente de inspiración de la que surjan muchos momentos del tipo: «¡Caramba, esto también puedo hacerlo yo en mi empresa!».
×