Muchas de las webs de empresas se centran en un tipo de cliente profesional, como pueden ser distribuidores, detallistas, agentes u otras empresas del sector. De hecho lo más habitual es que las webs de empresa se dirijan por un lado al cliente final y por otro al intermediario comercial, muchas veces a través de un área restringida o extranet que permite comunicarse de forma privada y personalizada con los clientes profesionales.

Si busca introducirse en el marketing digital desde un punto de vista global para entender qué papel desempeña cada estrategia dentro del marketing mix de una empresa, este texto también le resultará particularmente útil. Con la firme pretensión de alejarse de otras obras más académicas que enfocan el marketing digital como un teórico objeto de estudio, estas páginas se proponen ser, en cambio, una guía y apoyo para su negocio, una fuente de inspiración de la que surjan muchos momentos del tipo: «¡Caramba, esto también puedo hacerlo yo en mi empresa!».
×