Centrémonos. Hemos planteado ya nuestra estrategia y estamos currando de lo lindo para que esta tenga cierto calado en los usuarios: hemos conseguido que nuestro jefe o cliente nos deje trabajar (primer milagro), y hemos preparado nuestras redes y perfiles sociales para acoger un vídeo de la mejor forma. Genial. Ya hemos roto el hielo. Pero eso no significa que vayamos a publicar nuestro vídeo “a lo loco”, dejando de llevar la sarten por el mango. Eso ni de coña.
Una de las principales razones del gran incremento en el número de vídeos que se suben a Internet es el hecho de que cada vez es más fácil el proceso de grabación de un vídeo. Anteriormente, había que recurrir a una cámara de vídeo volumi­nosa y pesada para poder realizar un vídeo; pero, hoy en día, existen nuevos dispositivos, como los teléfonos móviles de última generación o los llamados smartphones, que permiten la grabación de vídeos de buena calidad, de forma fácil y rápida, en cualquier momento y lugar.

Los expertos en el marketing de las redes sociales saben que Twitter se puede utilizar de un modo muy personal si se le dedica el tiempo necesario a la interacción con la plataforma. El hecho de entablar conversación con los usuarios individuales fomenta la relación de los clientes potenciales con las empresas. Así, es conveniente crear vídeos con carácter personal y tomarse un tiempo adicional para responder con autenticidad.
Todos los usuarios de Snapchat visualizan, en general, 10 mil millones de vídeos al día. Estos son, sin embargo, volátiles y normalmente no se guardan, lo que no afecta a la popularidad de la plataforma. Su increíble repercusión resulta muy prometedora para las empresas a la hora de aumentar su alcance, y es que el umbral de percepción de los usuarios jóvenes no parece que vaya a agotarse todavía: el volumen de contenidos todavía va a seguir aumentando.
Algunos sectores dan mucho más juego que otros a la hora de utilizar los tutoriales como parte de la estrategia de videomarketing. Manejo de herramientas, limpieza de utensilios, configuración de software, recetas de cocina, técnicas de maquillaje o estilos de peinados son algunos ejemplos de temas con los que puedes realizar un videotutorial de éxito.
De hecho, funciona como el gancho perfecto. A los seres humanos no nos cuesta excesivo trabajo ver un vídeo. No nos supone un esfuerzo adicional. Para leer un texto, en cambio, necesitamos una actitud más activa. Y es fundamental que prestemos atención. Por lo que es probable que en mitad de la lectura desconectemos o no procesemos adecuadamente la información que recibimos.
¿Ha dejado de tener validez el texto escrito? Al examinar las costumbres de los llamados millennials se puede llegar a esta conclusión tan aplastante, y es que ninguna otra generación ha tenido hasta ahora tanta sed de contenido visual. Los contenidos multimedia más populares hoy en día son los vídeos UGC (User Generated Content), los cuales pueden reproducirse millones de veces en plataformas como YouTube o Vine.
Recuerda, el talento es fugaz y estará y rendirá mejor si recibe un mejor trato. Si eres sensible a los problemas, necesidades, bienestar y desarrollo de tu equipo lograrás no sólo retener al talento,  sino también tendrás un compromiso instantáneo con tus metas. El mensaje es: “Preocúpate por sus intereses para que ellos se preocupen por los tuyos”.

Los vídeos son un medio excelente prácticamente para cualquier campaña. Ahora bien, si vamos a preparar un vídeo para distribuirlo por Facebook, Vine, Instagram u otras redes sociales, deberemos generar vídeos mucho más cortos y “al grano”, mientras que si queremos hacer una campaña más tradicional o un vídeo explicativo, deberemos generar vídeos más largos.
Webinars automatizados. Son perfectos para audiencias que residen en diferentes husos horarios, ya que pueden seguir el seminario online a cualquier hora. Existen diferentes herramientas para la automatización, como Everwebinar o Webinarignition. Eso sí, debes recordar a los asistentes que la sesión está grabada de forma sutil aunque intentes dar la impresión de estar en directo sin interrumpir la grabación ni mencionar datos como la hora.
1. Decida si se siente cómodo haciendo sus propios videos o si prefiere pedir ayuda. Si decide lo primero, existe el riesgo de que probablemente necesite invertir una pequeña cantidad de tiempo y dinero para capacitarse en cómo hacerlo o tomarse el tiempo para capacitar a alguien en su equipo, además de tener que comprar el equipo necesario. Si opta por contratar ayuda, compañías como Mas Clientes – que sirve en el área de Los Angeles y sus alrededores – le ayudan a grabar su propio video de alta calidad. El cliente solo tiene que poner su talento frente a la cámara, o el equipo de Mas Clientes lo puede hacer en su lugar. Visítelos en www.masclientesvideos.com.
7 días ago by lasserouhiainen Gran día hoy en FITUR  @fiturmadrid . Aquí os dejo algunas imágenes de la ponencia que he impartido sobre "Cómo la inteligencia artificial cambiará el turismo" en la que he compartido algunas de las novedades que la Inteligencia Artificial está aplicando y aplicará a este sector. Gracias a todos los asistentes por llenar completamente el evento y haberme hecho pasar un rato más que agradable.  #inteligenciaartificial   #libroAI   #AI   #ia   #conferencia   #fitur   #ifema   #Madrid   #FiturTechY   #fitur 
Medición: Finalmente llega el momento de medir los resultados de la estrategia y conocer si las decisiones que hemos tomado con anterioridad son correctas o si por el contrario debemos cambiar algo. Medir el número de reproducciones, el tráfico nuestro sitio web, el tiempo de visionado y las interacciones en las redes sociales son aspectos básicos que debemos de conocer con total exactitud para conocer si estamos generando  o aumentando las ventas o si por el contrario están disminuyendo.
El content marketing se ha convertido como consecuencia de la transformación digital en una estrategia que apuesta por introducir formatos más personalizados que logren despertar el interés del consumidor. Un tipo de información importante de dicha estrategia es el contenido instructivo como pueden las entradas de blog estilo How-To que generan clientes, tráfico y conversiones. 
Los límites son muy amplios, pero si no se quiere grabar una película experimental con el smartphone, será necesario contar con una cantidad mínima de 4 ceros para la producción de vídeos. También hay ofertas que ofrecen un paquete completo por un módico precio, pero no se debe caer en ellas si se quiere conseguir un resultado profesional. Para la producción de los vídeos, lo ideal es buscar a una persona con la que se pueda crear planes a largo plazo. 
Es una forma de hacer marketing que fomenta el vínculo entre el mundo “real” y el universo online. Consiste básicamente en llevar a los clientes habituales de una marca a su página web o redes sociales ofreciéndoles algo jugoso a cambio. Y también a la inversa: promover que los seguidores de una empresa en internet hagan una acción concreta en el offline (o mundo real). Para que la conexión online-offline sea realmente efectiva la marca tiene que ofrecer al usuario algo realmente bueno que le motive a activarse.
Este tipo de marketing lleva años implantado en Estados Unidos pero en España todavía es algo novedoso. Consiste en poner en marcha un conjunto de trucos concretos para hacer crecer una startup o pequeña empresa. Para crear esas tácticas, el Growth Hacker debe estudiar muy bien su producto o servicio, conocer (y usar) todas las posibilidades que ofrece el marketing online y, finalmente, utilizar la analítica para llegar a conclusiones. Algunas acciones de Growth Hacking podrían ser: ofrecer un curso online gratuito a cambio de suscripciones, tener detalles especiales con los seguidores más activos de tus redes sociales o utilizar el remarketing para mostrar publicidad de tu marca a todos los que visitan alguna vez tu web. Si este tema te interesa, te recomiendo que te descargues este libro que, por cierto, es un ejemplo de growth hacking en sí mismo 😉
La mayoría de las redes sociales permiten a las empresas la creación de anuncios. Los datos demuestran que, de momento, las promociones más beneficiosas y rentables son las de Facebook y Twitter.  Quizá sea porque tienen una ventaja con la que no cuentan otros canales: permiten hacer una publicidad muy segmentada y dirigida a un público concreto. Por ejemplo, a hombres solteros, de entre 25 y 40 años, que vivan en Madrid y que les guste el deporte. La posibilidad de acertar y llegar exactamente a usuarios interesantes es elevadísima. Otras redes como Linkedin, Youtube o Pinterest también ofrecen a las marcas la opción de anunciarse, aunque por ahora el retorno de la inversión no es tan evidente.
×