OBS Studio es un software gratuito que nos permite conectar nuestras principales redes sociales (Youtube Live, Facebook Live y Periscope Producer) con nuestro equipo, lo que significa que cualquier elemento que tengamos conectado al mismo, como por ejemplo algo tan sencillo como nuestra webcam, puede servirnos para emitir en directo desde cualquiera de ellas.
La verdad es que pocos tienen tiempo para largas duraciones en video marketing – o al menos, nuestros clientes, para quienes está dirigida la estrategia de video marketing. Así que mantén las duraciones tan breves como sea posible. Incluso existe un festival donde sólo se admiten cortometrajes que narren historias en apenas unos segundos. Absurdo! Otra vez lo digo, pero esta vez tampoco es Misión Imposible. Se puede narrar una historia con dos imágenes.
Cuando diseño una estrategia de vídeo marketing lo hago siempre pensando como si yo fuese el usuario que se encuentra con ella. Por casualidad o a través de ciertas palabras clave, el caso es que ahí está. Y creedme cuando os digo que va un mundo de plantear un vídeo “a puerta fría” a la audiencia, a hacerlo con una actitud y dentro de una serie de pasos en la que el vídeo es el colofón final.
El Inbound Marketing ha transformado la forma de hacer marketing de una forma impresionante. Su metodología, busca atraer a los prospectos a través de contenido útil, relevante y que te haga parte de la conversación. En este video, encontrarás una serie de pasos para hacer crecer tu audiencia, desde la primera visita hasta la fidelización de tu cliente.

Los vídeos pueden tener como fin ser virales, corporativos o sociales. Desde nuestra agencia, siempre recomendamos que se haga uso de todo tipo de vídeo y finalidad. Resulta imprescindible en el marketing digital, contar con un vídeo corporativo en el que se muestren unas instalaciones, se muestre a los empleados, el director/a hable de la empresa… hay muchas formas de hacerlo y cada una depende del sector dónde nos movamos.
Empieza con un resumen o sinopsis del capítulo de tu marca que quieras contar. Ya sabes, las marcas las llevamos los empresarios como un tatuaje, a diario, como una sombra, como una cruz, je, broma…pero sí que son una responsabilidad seria, no? Aquí te presento uno de los ads más interesantes que he visto últimamente, donde Burger King irónica y elocuentemente promociona a su gran oponente Mc Donals. Brillante!
Lo mejor de todo es que este tipo de herramientas son muy democráticas y no hace falta ser una gran empresa para crear un contenido viral y atraer la atención de todo el mundo. Con profesionalidad y tesón, cualquier pyme puede llegar a convertir su contenido en lo más visto, ya que lo que el público busca son vídeos honestos, útiles y originales que aporten un valor añadido a la marca.
Para adecuarse al ritmo de los tiempos, las estructuras de marketing se adaptan a los gustos de los usuarios. Las empresas también deben reestructurar sus campañas si quieren llegar al mayor número de millennials posible. Mientras que el marketing tradicional sigue integrando en sus campañas medios tan arraigados como la prensa y la radio, el video marketing se centra en los nuevos canales audiovisuales. Aquí, la televisión solo desempeña un papel marginal. Con ello, la integración del marketing con vídeos en las campañas plantea posibilidades prometedoras para aumentar las audiencias. 
Vídeos creados por usuarios: Nuestro propio público objetivo puede ser el creador de un vídeo viral que repercuta en beneficios para nuestro negocio. Al usuario digital cada vez les gusta más crear y compartir sus vídeos en Internet (por ejemplo en Facebook se ha triplicado el número de vídeos de usuarios en el último año) y es algo que las marcas pueden aprovechar.
Es colocar un producto o marca en una película, serie, programa de televisión o videojuego. Esta técnica publicitaria, que nació en Estados Unidos, se hizo muy popular en los años 80 y se sigue utilizando en los contenidos audiovisuales. La película “El Show de Truman” hace una parodia de este tipo de marketing con la mujer del protagonista mostrando de forma exagerada los productos que usa en su cocina.
×