Cada vez es más frecuente cuando navegamos en Internet encontrarnos con anuncios. Algunos aparecen de forma más discreta en un lateral de la web, por ejemplo. Pero también hay modalidades más invasivas que impiden leer el contenido de la página o ver las imágenes de un vídeo. Para evitar que los usuarios perciban nuestra publicidad como SPAM debemos pensar, definir y configurar bien nuestras campañas. Si quieres informarte mejor, te sugiero que leas esta guía sobre los tipos de anuncios en marketing online.
Es una de las estrategias de marketing más utilizadas y a la que las marcas dedican buena parte de su presupuesto. Consiste en patrocinar eventos (deportivos, musicales, culturales…), contenidos (artículos de un blog, por ejemplo), vídeos, talleres, conferencias o, incluso, espacios. La finalidad del patrocinio suele ser doble: por un lado, hay un objetivo comercial y, por otro, sirve para potenciar la imagen de marca. El hecho de que una empresa aparezca vinculada a determinados acontecimientos y esté detrás de ellos ayuda a crear y fortalecer su branding. Las redes sociales en este caso se utilizan, sobre todo, para difundir y dar a conocer esos Patrocinios.
Algunos sectores dan mucho más juego que otros a la hora de utilizar los tutoriales como parte de la estrategia de videomarketing. Manejo de herramientas, limpieza de utensilios, configuración de software, recetas de cocina, técnicas de maquillaje o estilos de peinados son algunos ejemplos de temas con los que puedes realizar un videotutorial de éxito.
Algunos expertos en publicidad afirman que toda estrategia de marketing empieza dentro de la propia marca o empresa. Es decir, si quieres que el público hable bien de tus productos o servicios debes, en primer lugar, convencer y conquistar a tus propios empleados. Esto es Endomarketing. Para lograrlo es importante tener a tu plantilla contenta, motivada, implicada, incentivada y así conseguir aumentar la productividad y mejorar el negocio. Todo está relacionado. Es como la pescadilla que se muerde la cola. Empleados felices, mejores productos y clientes más satisfechos.
Hay que hacerlo rellenando el formulario de forma detallada, cuanta más información y más precisa mejor, sin olvidar incluir el sitio web y los datos de contacto, con una buena descripción comercial (donde también de forma natural se añadan las keywords objetivo), categorías bien segmentadas por nuestro sector, fotografías y, si fuera posible, también vídeo.

No quiero decir que hacer un vídeo sea equivalente a ser viral, pero las posibilidades que se viralice se multiplican con respecto a otros medios. Seguro que más de una vez has visto en tu muro de Facebook algún de estos vídeos que se han convertido en viral, y muchos de ellos han sido grabados desde un teléfono móvil. Las posibilidades son enormes, hay que aprovecharlas. 


Como vamos a producir: Tanto la edición como la grabación del vídeo tiene que ser de calidad. Un vídeo sin calidad seguramente lo que consiga es perjudicar más nuestra imagen de marca aunque la idea y el canal sea adecuado. A la hora de producir apuesta por contar una buena historia (storytelling) más que hablar de un producto o marca. Además, produce tu vídeo marketing aportando valor, innovación y originalidad para conseguir ser diferente y desmarcarte del resto de la competencia. 
Asimismo, generamos confianza. A través de nuestros vídeos los usuarios nos perciben cercanos y accesibles. Les damos las claves sobre cómo usar nuestros productos y servicios, resolvemos sus dudas, nos humanizamos a sus ojos, les informamos, les divertimos o les enternecemos. Con ello estimulamos a los consumidores a interactuar con nosotros y logramos engagement, ese fuerte vínculo que nos convertirá en referentes. Y todo ello mientras mejoramos nuestro posicionamiento SEO y nos colocamos en lo más alto del buscador.
Optimización y viralización de los videos: subida a youtube y optimización de los vídeos para buscadores, y posteo en redes sociales siguiendo estrategia definida para lograr la mayor difusión posible (si la empresa ya tiene quien le lleve las redes sociales, ofrecemos una formación donde les indicamos los pasos a seguir para promocionar sus videos y lograr vistas, así como nuestros servicios a modo de consultoría).
No soy muy partidario de compartir el enlace directo del video en Facebook, ya que son competidores y como podrás comprobar Facebook hace que la publicación no sea muy atractiva, por lo que mi sugerencia es que hagas un video-corto en formato teaser del video completo y lo subas de manera nativa a Facebook y en la misma publicación hagas referencia a que pueden ver el video completo en tu canal de YouTube, enlazando al mismo.
A continuación se tiene que reflexionar acerca del papel que el vídeo debe tener en la campaña, es decir, si la estrategia publicitaria se apoya en el vídeo o de si se trata tan solo de un clip corto con el objetivo de distribuirse viralmente y de atraer la atención. La distribución óptima del contenido es un factor decisivo en el online video marketing y, en este sentido, los usuarios de las redes sociales no suelen compartir orgánicamente vídeos promocionales sin atractivo. No hay que olvidar que este medio promueve la originalidad y la creatividad para obtener un efecto viral.

El tema del vídeo debe adaptarse al usuario y entenderse rápidamente. Además del contenido, la optimización de las palabras clave también tiene un papel decisivo en el éxito del vídeo. Para obtener un buen índice de coincidencia en la búsqueda de los usuarios, se deben tener en cuenta las palabras clave a la hora de redactar el título y la descripción del vídeo. Realiza una búsqueda de las mismas y utiliza las más buscadas.
Centrémonos. Hemos planteado ya nuestra estrategia y estamos currando de lo lindo para que esta tenga cierto calado en los usuarios: hemos conseguido que nuestro jefe o cliente nos deje trabajar (primer milagro), y hemos preparado nuestras redes y perfiles sociales para acoger un vídeo de la mejor forma. Genial. Ya hemos roto el hielo. Pero eso no significa que vayamos a publicar nuestro vídeo “a lo loco”, dejando de llevar la sarten por el mango. Eso ni de coña.

El vídeo como parte de tu estrategia de marketing digital o vídeo marketing, seguro que no eres ajeno al auge del vídeo en los últimos tiempos y es que si lo utilizas de una forma adecuada, se puede convertir en una herramienta de comunicación clave que te permita conectar con tus potenciales clientes y aún más allá, dar un impulso a tu imagen de marca.
Live streaming: La retransmisión de vídeos en directo también está creciendo en importancia dentro del e-mail marketing. Ya en el año 2015 la irrupción de plataformas como Periscope impulsaron de forma muy importante el live streaming y hoy en día podemos ver por ejemplo en Facebook como las emisiones en directo de las marcas más conocidas cada vez son mas frecuentes. Aprovecha el live streaming para hacer comunicados importantes, hacer presentaciones o dar tutoriales por ejemplo.
Los tutoriales ofrecen un contínuo goteo de tráfico a nuestro canal, y por ende, a nuestra página web. Aunque alguien haya visto nuestro vídeo para aprender a manejar una determinada herramienta, siempre llegará otro usuario que aún no sepa cómo hacerlo. Cuando planteo una estrategia de vídeo para un cliente siempre me planteo si los vídeo tutoriales tienen cabida, porque de ser así… ya hemos ganado mucho.
En este universo caótico en el que al usuario le llegan miles de mensajes desde las más remotas vías, el vídeo marketing ha aparecido para facilitarnos la vida y ayudarnos a comunicar más y mejor. Contar con un canal de Youtube u otra plataforma se ha convertido en una herramienta eficaz que nos permite contar quiénes somos y llegar a un mayor número de usuarios.

La gama es extensa y como en el ejemplo del thriller, todo va de acuerdo al nivel de creatividad y riesgo en el cerebro y corazón cada marketero-empresario. En Casa del Media, por ejemplo, hemos optado por darle un toque retro a nuestras narrativas en la estrategia de video marketing. Hemos revivido personajes como Chaplin y Mickey Mouse para contar las historias de marca CDM. Dentro de las posibilidades en géneros para una estrategia de video marketing puedes encontrar:


Los videos son más cercanos, compartibles, viralizan con mayor facilidad que el resto de contenido, generan confianza, aportan credibilidad, dan visibilidad, despiertan mayor interés, ofrecen un mejor posicionamiento, incrementan la duración de las visitas, aumentan los ratios de conversión, humanizan la empresa, fomentan la interactividad y están comenzando a competir seriamente con la televisión debido a que cada vez pasamos más tiempo en Internet y menos frente a la pequeña pantalla —incluso preferimos los dispositivos móviles para ver series y contenido—.
En eso consiste el videomarketing, trabajando con un formato pensado para el publico online: videos cortos, realizados de forma económica y con una buena dosis de frescura e imaginación, pero con un contenido práctico, útil para tu público, que podrás utilizar para insertar en tu web, tus redes sociales… y que, si la idea es buena y los videos están bien hechos, circularán por la red y te ayudarán a dar a conocer tu negocio y lograr nuevos clientes.
Además de YouTube también hay otras plataformas que albergan vídeos originales. En el caso de usuarios con pretensiones más creativas, Vimeo es una de las plataformas clave. Esta ofrece, en comparación con YouTube, mejores posibilidades técnicas para publicar vídeos de alta calidad. La tasa de compresión no es tan elevada como en los grandes competidores y por una cantidad mínima y con una cuenta Premium se pueden subir vídeos completos con mayor frecuencia de cuadro y resolución.
Recientemente ha llegado a nuestras vidas Periscope Producer, que permite no sólo emitir directamente en Twitter, sino que nos deja hacerlo directamente desde nuestra webcam o cualquier otro dispositivo audiovisual que tengamos conectado al equipo. Esto ha abierto la posibilidad de emitir para todo el mundo a productoras de TV y especialistas en video marketing que deseen añadir un extra a sus emisiones.
Objetivos de Aprendizaje • Presentar el concepto de Estrategia de Marketing • Hablar sobre los distintos posibles objetivos de una Estrategia de Marketing: captación de clientes vs. Retención de clientes • Analizar tendencias en Estrategias de Marketing: de captación a retención • Entender dónde se sitúa la definición de la Estrategia de Marketing dentro del Plan de marketing • Definir los objetivos de la Estrategia de Marketing: Objetivos financieros vs. objetivos no-financieros • Identificar el mejor target para tu marca, criterio de targeting y usar el matriz de targeting • Identificar el mejor posicionamiento para tu marca, criterio de posicionamiento y usar el matriz de posicionamiento Al completar este módulo, podrás… • Demostrar conocimiento del concepto de la Estrategia de Marketing • Saber cuáles son los diferentes objetivos de una Estrategia de Marketing: Captación y retención de clientes. Estar familiarizado con el árbol de decisiones de captación vs. retención • Describir las tendencias principales en las Estrategias de Marketing de hoy: de captación a retención. Entender que las razones para comprar por primera vez son distintas a las razones para repetir. • Distinguir entre objetivos financieros vs. No financieros y poder identificar algunos de los objetivos financieros y no financieros utilizados en un Plan de Marketing • Saber los criterios de targeting principales y usar una matriz de targeting para identificar el mejor target para tu marca. • Ser consciente de los criterios principales de posicionamiento y usar una matriz de posicionamiento para identificar el mejor posicionamiento para tu marca
Deténgase a pensar un momento en las grandes marcas de reconocimiento mundial que han creado historias conmovedoras narradas o contadas desde este formato. Le ayudamos: ¿Coca Cola? Esta empresa ha usado este formato en innumerables ocasiones, demostrando que el video marketing es un excelente recurso para posicionar en las mentes de los consumidores.
¿Ha dejado de tener validez el texto escrito? Al examinar las costumbres de los llamados millennials se puede llegar a esta conclusión tan aplastante, y es que ninguna otra generación ha tenido hasta ahora tanta sed de contenido visual. Los contenidos multimedia más populares hoy en día son los vídeos UGC (User Generated Content), los cuales pueden reproducirse millones de veces en plataformas como YouTube o Vine.
Bolis, mecheros, calendarios, llaveros o camisetas con el logo de una marca. Eso es Merchandising. Esta técnica de marketing se ha usado (y se sigue utilizando) mucho para promocionar la actividad de cualquier empresa, personaje o evento. Muchos negocios crean este tipo de objetos con el fin de regalar a sus clientes habituales y tener un detalle con ellos. Algo que, por cierto, funciona. ¡A quién no le gusta recibir un detalle de vez en cuando! Es una manera más de tenerlos contentos. Además, si pones la imagen de tu marca en tazas de café te aseguras que, cada vez que los usuarios desayunan con ella, se acuerden de ti 😉
WhatsApp permite poner en práctica campañas innovadoras. Puedes pedir a los destinatarios que compartan sus imágenes mientras usan sus productos y servicios o se presentan frente a su cartelera o tienda. A cambio, se pueden ofrecer varios cupones a través de WhatsApp. Esto le permite aumentar su base de datos a través de contactos relevantes y aumentar el alcance de su negocio.
×