Así, tan solo es necesario invertir esfuerzos en desarrollar un vídeo que transmita la perfección los valores de tu marca. Para empresas que desean darse a conocer es el mejor formato, ya que pueden comunicar mucho en poco tiempo. Luego puedes complementar esta estrategia con otros tipos de anuncios para crear engagement u ofrecer productos determinados.
Esta parte es crucial, ya que será la base de tu canal y de los resultados, si el contenido no engancha no conseguirás mucho, por lo que quiero compartir contigo un sistema que uso para generar ideas para los videos y poder trabajar por adelantado algunos de los contenidos que vas a crear. La idea es crear categorías en base a tipología de contenidos, y cada vez que tengas un idea agruparla en una o varias de ellas.

En este sentido, lo más conveniente para conectar con tus usuarios es que apeles al storytelling. Transmite emociones, muestra el lado más humano de tu empresa y genera confianza. También, dependiendo de tu target y las características de tu marca, puedes crear vídeos divertidos que rompan la estructura tradicional y transmitan un perfil más descontracturado de tu empresa. ¡El objetivo es generar empatía y cercanía con tus clientes!


Pero claro, cuando os pongáis a hacer webinars conoceréis en primera persona lo duro que es. Tan duro como emocionante, no lo niego. Pero hay que tener en cuenta que son muchos los elementos a tener en cuenta: la preparación del evento en la plataforma, la promoción, el “calentar” a los suscritos, las landing pages, los emails de recordatorio… y por supuesto, la sesión en directo con preguntas, comentarios y tiempos que respetar.
Antes de empezar a crear tus vídeos, has de saber a quién van dirigidos, teniendo en cuenta tanto tu target general como las peculiaridades de cada canal. A este respecto, es muy útil el concepto de “Persona“, o lo que es lo mismo, crear personajes ficticios que sean representativos de nuestro target. De esta manera nos será más fácil transmitir nuestro mensaje.
Una vez las piezas están terminadas y aprobadas, se distribuirán por los diferentes canales de comunicación, como son las redes sociales y Youtube, en colaboración con los diferentes departamentos de la empresa, y con los formatos y las características adecuadas. Se estudiará el impacto de los mismos y se elaborarán informes del alcance conseguido.
Finalmente creamos varias cuentas en Redes Sociales, así la gente puede añadir comentarios, compartir imágenes, estados y opiniones de tus productos o de tus servicios, de esta manera son los propios internautas los que van a crear contenido relacionado con tu web y de esta manera Google nos va a tener en mucha más consideración a la hora de mostrar los resultados de búsqueda en las palabras clave de nuestro negocio.

Vayamos con el primer de los ejemplo. La marca Dick Sporting Goods vende ropa deportiva y equipo, así que tiene sentido su vídeo en el que muestra a las mujeres que practican deportes. Pero su vídeo no habla de la calidad de sus zapatillas para correr si no que cuenta la historia del esfuerzo casi insuperable que se necesita por parte de las mamás ocupadas ponerse esas zapatillas y ponerse ellas en primer lugar. En lugar de hablar de las características del producto, Dick se centra en los beneficios emocionales de tomar esa decisión por sí mismo, incluso cuando parece imposible. Hace que quieras ponerte sus zapatillas para salir a correr y también poder ser todo lo que sueñas ser.
Cuando Instagram introdujo los vídeos por primera vez en 2013, durante las primeras 24 horas se compartieron más de 5 millones de clips, de modo que con esta plataforma se observa una tendencia similar. Con la creación de “Instagram Stories”, función inspirada en Snapchat, la red social se ha convertido en un nuevo protagonista principal en la escena de los vídeos sociales. Antes de usarla como un instrumento de marketing esencial, las empresas y los profesionales del marketing deben comprobar qué es lo que funciona en este nuevo medio. Lo que queda claro, sin embargo, es que la función abre muchas perspectivas nuevas para el marketing en la plataforma.
Hola, Javier. Sí, el marketing a través de influencers está muy de moda. Marcas y empresas de todo tipo lo utilizan. Si consigues que tu producto o servicio enamore a una persona con repercusión, tu visibilidad y posibilidades de crecer aumentan de una forma increíble. Muchas gracias por leer el post y comentar. Me alegra un montón que te haya gustado. Un abrazo.
Cómo vamos a comunicar el mensaje, selecciona las herramientas adecuadas: Después de tener claro el contenido que queremos comunicar, hay que determinar el canal o canales a través de los cuales vamos a difundir el mensaje. Para ello, podremos usar plataformas de pago y gratuitas como Youtube o Vimeo o Vine, una aplicación para iPhone que permite crear videos cortos de seis segundos y posteriormente compartirlo en redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram o Snapchat. 
El contenido en vídeo aumenta la viralidad, incrementa el engagement y ofrece un mejor posicionamiento de la web. El aumento de la duración de las visitas y de los ratios de conversión e interactividad son características clave para que los vídeos resulten efectivos en todo tipo de empresas. Además, el vídeo marketing no requiere grandes gastos ni inversiones y su contenido siempre está disponible, nunca caduca. De este modo, lograremos atraer a un mayor número de clientes potenciales ayudándonos a conseguir las metas marcadas por nuestra compañía.
Si queréis que vuestra tasa de interactuación de los emails sea más alta y que se den de baja menos suscriptores, añadid vídeos. Según el estudio realizado por Implix, los correos con vídeos reciben un 96% más de clics que los que no. Además, en otro estudio de Forrester Marketing Group afirmaba que los email con vídeos recibían entre un 200% y 300% más de clics, sobre aquellos que no lo tenían. Y, la tasa para darse de baja del correo electrónico desciende hasta el 75%.
La mayoría de las redes sociales permiten a las empresas la creación de anuncios. Los datos demuestran que, de momento, las promociones más beneficiosas y rentables son las de Facebook y Twitter.  Quizá sea porque tienen una ventaja con la que no cuentan otros canales: permiten hacer una publicidad muy segmentada y dirigida a un público concreto. Por ejemplo, a hombres solteros, de entre 25 y 40 años, que vivan en Madrid y que les guste el deporte. La posibilidad de acertar y llegar exactamente a usuarios interesantes es elevadísima. Otras redes como Linkedin, Youtube o Pinterest también ofrecen a las marcas la opción de anunciarse, aunque por ahora el retorno de la inversión no es tan evidente.
×