Si tiene una cuenta de correo electrónico, es probable que esté en la lista de correo electrónico de otra persona. Probablemente recibas correos electrónicos regulares de tus tiendas favoritas, restaurantes que disfrutas o boletines de noticias de alguien a quien sigues. Se incluyó en su lista porque realizó una compra o tomó algún tipo de medida para participar.
Mad Mimi ofrece menos opciones en general, por lo que es simple y fácil para principiantes. Por otro lado MailChimp ofrece una personalización que parece que no tiene fin, junto con las mejores opciones para ofrecer descarga gratuitas exclusivas a tus suscriptores. MailChimp permite múltiples campañas RSS a correo electrónico por feed, mientras que Mad Mimi requiere algo más de trabajo (agregar _1 al final de la URL del feed para poder utilizarla de nuevo). El diseño de Mad Mimi es más informal, mientras que MailChimp da una impresión de profesionalidad (a pesar de el chimpancé). Todo el mundo habla de un gran servicio al cliente de Mad Mimi, sin embargo, nunca he tenido ocasión de ponerse en contacto con el servicio al cliente de MailChimp porque todo está muy bien organizado y su base de conocimientos es muy completa. En última instancia, elegí MailChimp para mi blog personal (el control y la flexibilidad son invatibles), y Mad Mimi para un uso institucional (el precio es muy correcto cuando se trata de grandes listas).
Herramientas como Clever Elements, con un abanico de funciones básico pero sólido, están especialmente indicadas para principiantes. Otra alternativa es Tiny Letter, herramienta totalmente gratuita -nacida en el seno de MailChimp pero mucho más sencilla- con prestaciones más reducidas (idónea para el sector de los contenidos). Cake Mail es también una buena alternativa, aunque no está en castellano. Cuenta con una oferta básica con una interfaz muy intuitiva. Una búsqueda en Internet arroja diferentes soluciones más aptas para proyectos con objetivos más modestos.
Lo que nos gusta especialmente de Acumbamail es su flexibilidad en los planes de precio. Puedes configurar tu tarifa en función del número de suscriptores, del número de correos que vas a enviar y ambas cosas. Además cuenta con un plan gratuito con el que poder crear una lista de 250 suscriptores y realizar 2000 envíos mensuales. El precio para una lista de 2500 suscriptores con envíos ilimitados sería de 18€.
31 ideas de marketing app atención al cliente branding capacitación creatividad desarrollo de carrera desarrollo de clientes discriminación ecommerce emprendedoras emprendedores emprendedorismo empresa de familia entrevista equipos de trabajo españa estrategias de marketing facebook gestión del tiempo guias de viaje género ideas de negocio innovación liderazgo linkedin motivación mujeres de empresa networking nutrición personalidad emprendedora planificación financiera productividad pymes redes sociales seguridad informática social media software ted trabajar desde casa twitter técnicas de venta video violencia de género vitaminas
Cuando se consigue una lista de distribución, también se busca que esta permanezca activa durante un largo periodo de tiempo. Es por esto que los esfuerzos no se deben concentrar únicamente en atraer a nuevos usuarios, sino también en mantenerlos. Una de las claves para lograrlo es el principio “Content is King” (el contenido es el rey). Busca siempre que tus contenidos sean de calidad, de esta forma tus suscriptores leerán tu boletín. Presta especial atención a la relevancia del contenido y trata de que tu newsletter no esté llena de temas desconocidos para los lectores o de anuncios publicitarios. Otras opciones para fidelizar suscriptores son, entre otras:
Mad Mimi ofrece menos opciones en general, por lo que es simple y fácil para principiantes. Por otro lado MailChimp ofrece una personalización que parece que no tiene fin, junto con las mejores opciones para ofrecer descarga gratuitas exclusivas a tus suscriptores. MailChimp permite múltiples campañas RSS a correo electrónico por feed, mientras que Mad Mimi requiere algo más de trabajo (agregar _1 al final de la URL del feed para poder utilizarla de nuevo). El diseño de Mad Mimi es más informal, mientras que MailChimp da una impresión de profesionalidad (a pesar de el chimpancé). Todo el mundo habla de un gran servicio al cliente de Mad Mimi, sin embargo, nunca he tenido ocasión de ponerse en contacto con el servicio al cliente de MailChimp porque todo está muy bien organizado y su base de conocimientos es muy completa. En última instancia, elegí MailChimp para mi blog personal (el control y la flexibilidad son invatibles), y Mad Mimi para un uso institucional (el precio es muy correcto cuando se trata de grandes listas).
Son aspectos que permitirán identificar las necesidades que se van a tener y cuál será la mejor herramienta para los envíos de publicidad por email que la va a satisfacer. Muchas de estas herramientas tienen versiones de prueba gratuita, este es un estupendo modo para conocer a fondo las funcionalidades y conocer si puedes hacer el envío masivo de emails con MDirector  o hay alguna otra que se adapte a tus necesidades específicas.
Email marketing: el email marketing es un modo de comunicación que se establece entre la empresa o marca y sus seguidores a través del envío de correos electrónicos. Si se le sabe sacar partido, es una estrategia que conlleva muchos beneficios que abarcan desde la captación de clientes hasta la fidelización de los mismos pasando por el incremento de las ventas.

Email marketing: el email marketing es un modo de comunicación que se establece entre la empresa o marca y sus seguidores a través del envío de correos electrónicos. Si se le sabe sacar partido, es una estrategia que conlleva muchos beneficios que abarcan desde la captación de clientes hasta la fidelización de los mismos pasando por el incremento de las ventas.

Antes de lanzar tu campaña de marketing por correo electrónico, ten en cuenta la frecuencia con la que te gustaría comunicarte con tus clientes. Ya reciben de ti correos electrónicos transaccionales, por lo que debes planear cuidadosamente los futuros intentos para contactarlos. Acercarte a tus clientes sin ninguna estrategia puede terminar siendo contraproducente, ya que algunos clientes reciben demasiados correos electrónicos, y otros puede que consideren que tus emails son muy pocos y distantes.
◆ No incluir el enlace de baja: es obligatoria la inclusión de un enlace de baja en los envíos de publicidad por email para que los destinatarios se puedan desentender de estas comunicaciones. Muchas herramientas ya incluyen en sus plantillas o ejemplos de newsletter de forma automática la típica frase ‘si no quiere recibir más emails haga clik aquí’, pero uno de los errores más habituales es no incluir el enlace para que la baja de la base de datos sea efectiva.
Por ejemplo, yo envío un boletín de noticias semanal sobre supervivencia para mis suscriptores.  Éste incluye los primeros párrafos de mi último blog, con un enlace para leer el post completo en mi blog. También agrego varios enlaces a sitios que hablan sobre equipos de supervivencia. Por último, incluyo un apartado llamado "características del cuchillo de supervivencia", que incluye una foto de uno de mis productos y un enlace para ver más detalles (y esperemos que para incitar a realizar una compra).
×