Mailchimp: Es un referente entre las pequeñas empresas y los autónomos gracias a su sencillo uso y a su integración con Google Analytics. Su versión gratuita permite enviar 12.000 emails al mes a 2.000 suscriptores. Presume de contar con un sistema automático de suscripción y un panel de control de estadísticas que le permitirá monitorizar los resultados de las campañas.
Debes considerar que no podrás evitar que los usuarios se suscriban a tu lista de distribución para aprovechar dichas promociones y que posteriormente cancelen la suscripción a tu newsletter. En última instancia, muy probablemente, estos usuarios no tienen relevancia para tus campañas de correo electrónico, y puedes verlos, al menos, como visitas extra a tu página web.
Ofrecer varias maneras de suscribirse    Solicite direcciones de correo electrónico en cada punto de contacto (mostrador de servicio, registradora, sitio Web, catálogo, boletines, llamadas de teléfono). Por ejemplo, en cada página de su sitio Web, incluya un formulario de suscripción abreviado, un vínculo a una página de suscripción o un gráfico destacado que anime a los visitantes a suscribirse.
×