Una campaña de email bien construida genera importantes interacciones por parte de los receptores o destinatarios. Al recibir una llamada a la acción, estos no solo leerán tu email, sino que con solo hacer clic podrán efectuar una compra, o bien redirigirse a tu web, tu página de promociones o tu ecommerce. ¿Lo mejor de todo esto? Que son acciones que contribuyen en el aumento de tus ventas, el tráfico en tu web y tu reputación online.
Base de datos: todos los suscriptores de una newsletter pasan a formar parte de la base de datos de una empresa o marca. Lo ideal es que cada negocio conforme su propia base de datos para asegurarse que las direcciones de email con las que cuentan pertenecen a personas que verdaderamente están interesadas en el tema de la empresa. Las bases de datos se pueden segmentar en distintas listas de correo que obedezcan a determinados criterios. Esto se hace porque puede que unas publicaciones vayan más orientadas hacia determinadas cosas que otras.

Ofrecer varias maneras de suscribirse    Solicite direcciones de correo electrónico en cada punto de contacto (mostrador de servicio, registradora, sitio Web, catálogo, boletines, llamadas de teléfono). Por ejemplo, en cada página de su sitio Web, incluya un formulario de suscripción abreviado, un vínculo a una página de suscripción o un gráfico destacado que anime a los visitantes a suscribirse.

×