En los emails de empresas es importante no olvidar a quién te diriges. Esto guarda una estrecha relación con lo que comentamos antes sobre la correcta segmentación de la base de datos. El contenido que le puede interesar a una persona no tiene que coincidir con otra. Si la base de datos está bien segmentada, el tipo de publicidad por email que se envía debería ser diferente en función de cada perfil. Por ejemplo, se envía un correo electrónico anunciando un jugoso descuento por la compra de un producto X al hacerse socio del programa de fidelidad de la empresa. Si esta campaña de email marketing la recibe una persona que ya es socia se sentirá un tanto decepcionada, ella ya es socia y no está recibiendo ningún tipo de incentivo.
El primer correo electrónico de marketing, enviado en 1978, generó ventas por valor de 13 millones de dólares y dio vida a uno de los canales de marketing más utilizados, incluso hasta el día de hoy. Debido a sus cuatro décadas de historia, el correo electrónico no es tan llamativo como otros canales más recientes, como los servicios de mensajería o las redes sociales, pero sigue siendo una manera muy efectiva de tener una audiencia comprometida que genere buenos resultados.
¿Te gusta cuando recibes un email en tu bandeja de entrada de una empresa de la que nunca has escuchado? Apuesto a que no es el tipo de empresa para la que te gustaría trabajar o el tipo de especialista en marketing que te gustaría ser. Si alguien aún no ha solicitado escuchar de ti, no significa que no quiera escuchar de ti en el futuro. Tu trabajo es demostrarles —por medio de contenido útil y ofertas valiosas — que deberían mantenerse al día con tu empresa vía email. Si impones tu contenido de email a alguien muy tempranamente, incluso si sabes en en lo profundo de ti que es muy bueno para tus productos o servicios, te arriesgas a perder su confianza y sus futuras compras.
Una lista blanca es exactamente lo opuesto a una lista negra; se trata de una lista de remitentes aprobados que tienen autorización para enviarse a la bandeja de entrada de los suscriptores. La manera más simple de hacerlo es solicitando al nuevo suscriptor que agregue tu dirección de correo electrónico a su libreta de contactos. Incluye instrucciones sobre cómo hacerlo en tu correo electrónico de bienvenida.
La gente que abre los emails publicitarios tiende a escanear con la vista la newsletter, por ello cobra tanta importancia el diseño que se utiliza. Lo ideal es optar por enviar publicidad por email que tenga un gran componente visual, con escaso texto. Se busca impactar con la imagen y transmitir un mensaje claro y directo. Hay poco tiempo para captar su atención ¡Aprovéchalo!

El uso de campañas de correo electrónico como parte de su estrategia global de negocio, el marketing puede ser muy eficaz. No sólo son rentables correos electrónicos, pero las tasas de entrega y respuesta rápida son las principales características del marketing por correo electrónico. Con el fin de crear campañas de correo electrónico con éxito, puede utilizar algunas estrategias específicas para ayudar. Versiones
×