Actualizar tu lista de suscriptores es una tarea interminable. Continuamente incluirás algunas direcciones obsoletas, porque las personas a menudo tienden a cambiar sus correos electrónicos por numerosas razones, incluidos los cambios de trabajo e incluso de apellidos. También, simplemente pueden perder interés después de unos meses de estar inscritos. Recuerda siempre que una lista de correo electrónico más pequeña con direcciones de calidad es mejor que una grande con una tasa alta de rebote. De hecho, incluso Hubspot eliminó 250,000 suscriptores de su propia lista de correo electrónico por el bien de obtener mejores tasas de entregabilidad.
Teniendo en cuenta que la principal fortaleza de UMD es su cartera de integradores, este será uno de los aportados donde el esfuerzo a realizar será más intenso. La estrategia de distribución se basará en el mantenimiento de los actuales pequeños integradores que conforman el grueso de nuestra cartera de clientes, para ello cobra una gran importancia el programa de fidelización de UMD. Política de Comunicación.
No agobies a tus suscriptores. Si alguien se ha interesado en ti y se ha suscrito a tus newsletters, es porque quiere saber de ti, pero con medida. Es importante establecer una periodicidad que le permita al destinatario echarte un poco de menos o tan solo digerir bien el contenido de tu newsletter anterior. ¿No te ha pasado que cuando recibes múltiples correos de un mismo emisor te hartas y pasas de ellos? Lo mismo ocurre con tus destinatarios.
El asunto de los correos electrónicos publicitarios es uno de los aspectos más debatidos dentro del email marketing. Debe ser breve, directo y que incite a la apertura de la comunicación. La creatividad es una gran aliada para hacer que le pique la curiosidad al receptor, que abra el email y que se acabe cerrando una venta. En el caso de la publicidad por correo, funcionan muy bien para los asuntos las llamadas a la acción que impliquen un tiempo limitado o la introducción de números. Algo del tipo: ‘Solicítalo hoy y benefíciate de un 20% de descuento’ o ‘Solo los 20 primeros inscritos con funcionalidades ilimitadas’
Al igual que el SPF, Whitelabel permite que la herramienta de lanzamiento envíe emails utilizando tu dominio, pero la diferencia es que el email realmente se envía como si fuera enviado por la empresa, sin parecer que fue enviado a través de la herramienta. Actualmente es la configuración predeterminada utilizada por las principales herramientas de email del mercado, como RD Station.
De esta manera, crearás una imagen de marca positiva para todos tus usuarios. Y evitarás que se den de baja de la lista de registros o que envíen tus emails a la carpeta de spam. Por eso, elige bien a quién vas a enviar el email. La personalización es clave para conseguir mejores resultados, como hace Privalia, que cada cierto tiempo envía emails con productos que pueden interesar a los suscriptores teniendo en cuenta sus preferencias.

Crea una voz y estilo propio, identifícate con unos colores; genera una identidad. Usa un tono cercano, no llenes la newsletter de letra, que sea agradable de ver. Destaca lo importante con negrita o una fuente mayor pero no la llenes de colores estridentes y no te olvides de usar las llamadas a la acción, para ir de la campaña a la web directamente.


Cada vez son más los que afirman que el email marketing es una de las herramientas más efectivas que las empresas tienen para llegar a sus consumidores. No obstante, debido a la cantidad de factores que entran en juego a la hora de realizar una campaña por email es importante trabajar hasta el más mínimo detalle a la hora de diseñar y elaborar el envío.

Dentro del diseño de los emails de empresas otro error que aún se encuentra es que los boletines no tienen un diseño responsive. Esto es algo que se debe corregir a toda costa por el auge que están teniendo los smartphones en la sociedad. Dentro de los datos estadísticos que ofrecen las herramientas de e-mail marketing se muestran con qué dispositivos leen la publicidad por email los receptores. Hoy en día aún siguen ganando las aperturas desde ordenador, pero por pequeño que sea el porcentaje de los que utilizan teléfonos inteligentes, dentro de una base de datos de miles de suscriptores la cifra acaba siendo importante.
En caso de que no tengas un formulario puedes crear un sencillo formulario simple desde el generador de formularios de suscripción de MDirector. Podrás personalizar este formulario con tu logo, textos y otros datos. Una vez creado debes poner un enlace desde tu página web a MDirector donde se encuentra el formulario de suscripción, e invitar a tus clientes potenciales y usuarios a inscribirse.
Indicar claramente para qué desea la información personal    Para inspirarles confianza debe empezar por aquí y necesita la confianza de sus clientes para ganarse su lealtad y sus negocios. Dígales que no vende ni comparte su lista de distribución de correo (y asegúrese de que así sea). Haga visible su política de confidencialidad (en formato impreso y en Web) cerca del punto dónde se suscriben y facilíteles el hecho de enviar o hacer preguntas sobre ello.
Herramientas como Clever Elements, con un abanico de funciones básico pero sólido, están especialmente indicadas para principiantes. Otra alternativa es Tiny Letter, herramienta totalmente gratuita -nacida en el seno de MailChimp pero mucho más sencilla- con prestaciones más reducidas (idónea para el sector de los contenidos). Cake Mail es también una buena alternativa, aunque no está en castellano. Cuenta con una oferta básica con una interfaz muy intuitiva. Una búsqueda en Internet arroja diferentes soluciones más aptas para proyectos con objetivos más modestos.
Regalar uno de tus productos o una tarjeta de regalo a una persona que entra a un concurso en tu página de Facebook puede ser una poderosa manera de construir tu lista de correos electrónicos y  tus redes sociales. Esta táctica puede generar rumores acerca de tu marca en Facebook y construir comunidades, además de recolectar direcciones de correo electrónico.
Ofrecer varias maneras de suscribirse    Solicite direcciones de correo electrónico en cada punto de contacto (mostrador de servicio, registradora, sitio Web, catálogo, boletines, llamadas de teléfono). Por ejemplo, en cada página de su sitio Web, incluya un formulario de suscripción abreviado, un vínculo a una página de suscripción o un gráfico destacado que anime a los visitantes a suscribirse.
×