El email de bienvenida es el email que enviarás a tu prospecto tan pronto como se convierta en Lead. Puede que no parezca importante, pero este email tiene varias funciones, principalmente avanzar al usuario en tu proceso de compra, es decir, nutrirlo con información relevante. El siguiente paso que tomará puede ser decisivo en la relación con tu empresa.

En resumen, vemos que entrar en el email marketing no necesariamente tiene que ser caro. Hay numerosos programas que permiten trabajar con listas de correo de miles de direcciones, incluso de forma gratuita (p.ej., con MailerLite). Sin embargo, vale la pena comparar cuidadosamente los diferentes programas, especialmente porque los precios pueden aumentar rápidamente cuando excedes el plan gratuito.


Con Mailify podrás optimizar tus listas de contactos segmentando a los destinatarios de la campaña de comunicación de tu empresa. Este gesto, te permite que aquellas campañas que envíes estén mucho más dirigidas por ejemplo, al target específico al cual quieres llegar, lo cual sólo te aporta beneficios (y de muchos tipos). Además, puedes asegurarte de excluir aquellos contactos rebotados o dados de baja y borrar los duplicados.
Monaghan lo plasmó muy bien en su charla: “Eres lo que comes, y tu marketing también”.Cuando recibes toneladas de correos electrónicos de marcas con las que no interactúas, borrar constantemente los mensajes o marcarlos como “leídos” probablemente es una tarea tediosa. Empatiza con tus suscriptores y trata su bandeja de entrada de la misma manera que te gustaría que trataran la tuya.
Una bandeja de entrada llena de correo basura puede ponerle los nervios de punta a cualquiera. Muchos comerciantes sin escrúpulos tratan de ganar su camino a los buzones de correo de sus clientes potenciales sin su consentimiento. Sin embargo, esto está prohibido: el envío de correos electrónicos publicitarios sin la aprobación previa de su receptor puede incurrir en denuncias y costosas multas....
Indicar claramente para qué desea la información personal    Para inspirarles confianza debe empezar por aquí y necesita la confianza de sus clientes para ganarse su lealtad y sus negocios. Dígales que no vende ni comparte su lista de distribución de correo (y asegúrese de que así sea). Haga visible su política de confidencialidad (en formato impreso y en Web) cerca del punto dónde se suscriben y facilíteles el hecho de enviar o hacer preguntas sobre ello.
A medida que vayamos consiguiendo suscriptores iremos creando nuestra base de datos. Nunca compres bases de datos, otorga muy mala imagen al negocio. Construye una base de datos de calidad y mantenla siempre limpia y actualizada, para que tus campañas lleguen a aquellos que les interesan. Herramientas como Mailify se encargan de hacerlo ya que eliminan los correos repetidos, los que no existen o ya no están activos y aquellos que se han dado de baja. Ten en cuenta que no todas las newsletters irán dirigidas a la totalidad de los usuarios. Con Mailify podrás segmentar tus contactos en listas (ya sea por edades, ubicación, interés al suscribirse…) y así enviarles campañas lo más acuradas posible.
◆ La procedencia de la base de datos: las campañas de marketing por email deben ser enviadas a bases de suscriptores que se han adherido voluntariamente a ellas. Recolectar direcciones en redes sociales, blogs o páginas webs para el envío de emails de empresas no está dentro de la legalidad. La publicidad por email se enviará solo a clientes que lo hayan permitido o a personas que hayan demostrado su interés previo.

Puede que determinados contenidos no funcionen del modo que esperábamos o que la franja horaria de envío de correo masivo no sea la adecuada. Multitud de conclusiones de este tipo pueden extraerse de los datos proporcionados. Se trata de ir introduciendo cambios y medidas correctoras que mejoren los datos obtenidos en la siguiente remesa de newsletter.
Monaghan lo plasmó muy bien en su charla: “Eres lo que comes, y tu marketing también”.Cuando recibes toneladas de correos electrónicos de marcas con las que no interactúas, borrar constantemente los mensajes o marcarlos como “leídos” probablemente es una tarea tediosa. Empatiza con tus suscriptores y trata su bandeja de entrada de la misma manera que te gustaría que trataran la tuya.

Cada vez son más los correos electrónicos que se abren desde los dispositivos móviles, muchos de los cuales no muestran un formato específico, colores o gráficos. Eso no significa que debas ignorar la versión HTML de tu boletín de noticias: siempre elige el editor Drag and Drop de MailChimp para que puedas crear tu propia plantilla que puede utilizar una y otra vez. Manténlo limpio, sencillo y fácil de leer (recuerde, las columnas y los colores se muestran de manera diferente en cada pantalla).
×