Una de las facilidades que brinda es la automatización de las campañas y el envío de determinados correos electrónicos para un segmento de personas. Te lo explico con un ejemplo: supongamos que un suscriptor hace clic en determinado enlace y promoción, luego se le incluye en un grupo donde todos hayan hecho las mismas acciones y de manera automática recibirán un correo electrónico adaptado a sus intereses. ¿Ha quedado claro?
La mayoría de la gente no piensa en el email como un canal para generar oportunidades de venta o contactos. Pero debido a que la gente reenvía los correos que le útiles a colegas o amigos, en realidad puede expandir tu base de datos si simplemente facilitas a los destinatarios el reenviar o compartir el contenido del email. Incluye en tus correos llamados a la acción (CTAs) que hagan que compartir sea una elección obvia para los destinatarios, particularmente con tus recursos más útiles.
Muchos describen el email marketing como la versión online del ya desfasado marketing por correo o buzoneo. Son similares, ya que ambas opciones ayudan a las empresas a entregar a los clientes potenciales su mensaje. Otra similitud la encontramos en que son medios que no requieren grandes inversiones y se pueden enviar en grandes cantidades. Esto permite a las empresas llegar a audiencias cada vez más amplias con mayor frecuencia y menor gasto.
Si quieres utilizar el programa de Email Marketing de 1&1 IONOS es necesario escoger uno de los tres paquetes disponibles. Todas las tarifas ofrecen un abanico de funciones muy completo, siendo la cantidad de mensajes que se pretende enviar al mes, el factor que va a influir en un mayor o menor precio: mientras que el paquete “Email Marketing Basic” permite enviar hasta 10 000 emails al mes por solo 4 euros, con el paquete “E-Mail Marketing Plus” son 25 000 correos los que se pueden enviar por 8 euros. Aquellos con un volumen de envío mucho más elevado, pueden optar por el paquete “E-Mail Marketing Pro” que, por 15 euros mensuales, permite enviar hasta 60 000 mensajes.
En este paso de la estrategia de email marketing toca definir qué se va a enviar en las comunicaciones. Pueden orientarse hacia el envío de vídeos, un formato que triunfa mucho por su fácil modo de ser consumido, sólo incluir testimonios de clientes, noticias del sector y de la propia empresa, contenidos del blog corporativo o publicaciones sólo visuales con infografías sobre temas relacionados.
Según el informe “Email Statistics Report, 2015-2019” publicado por la empresa estadounidense The Radicati Group, en 2015 existían 4 millones de cuentas de correo electrónico pertenecientes a alrededor de 2,5 millones de usuarios. Esto quiere decir que muchas personas tienen más cuentas de correo electrónico que perfiles en las redes sociales. Aun hoy en día, el correo electrónico es considerado como el medio de comunicación electrónica más importante, a pesar de que casi el 80 por ciento de mensajes enviados es spam.
Una lista blanca es exactamente lo opuesto a una lista negra; se trata de una lista de remitentes aprobados que tienen autorización para enviarse a la bandeja de entrada de los suscriptores. La manera más simple de hacerlo es solicitando al nuevo suscriptor que agregue tu dirección de correo electrónico a su libreta de contactos. Incluye instrucciones sobre cómo hacerlo en tu correo electrónico de bienvenida.
Los correos electrónicos de promoción son una de las formas más económicas para que las empresas se conecten con los clientes. Las investigaciones demuestran que es cinco veces más probable que un mensaje se vea por correo electrónico que en las redes sociales como Facebook o Twitter. Es por eso que los músicos usan el software de email marketing para compartir su cronograma de actuación con sus fanáticos, las organizaciones sin fines de lucro lo usan para obtener donaciones, y los fotógrafos lo usan para promocionar sus servicios de retratos. Solo funciona.
La principal diferencia con los sistemas de respuestas automáticas es que los workflows son inteligentes; es decir, pueden cambiar el curso de tus series automatizadas en función de lo que sea más útil y relevante para tu prospecto. Por ejemplo, si un suscriptor nuevo recibe un correo electrónico de bienvenida y la configuración indica que el siguiente correo sea una oferta, pero ya la ha descargado en tu sitio, la herramienta de workflows tendrá esa información y adaptará su acción. En un sistema de respuestas automáticas, los usuarios reciben un conjunto de correos electrónicos predeterminados en intervalos de tiempo específicos, sin importar las acciones que llevan a cabo.
Gracias Vicente por tus aportes. Me alegra que te haya gustado. Conozco a quién te refieres sobre blogging (seguramente es el mismo). Yo participé también de un “Campus de verano” con el mismo formato (grupo de Facebook) en torno al copywriting solo para suscriptores del blog. Son experiencias digitales realmente interesantes. ¡Saludos desde Argentina Vicente! 
×