En un entorno donde el consumidor se ve constantemente asediado por mensajes publicitarios, construir una relación personal a través de emails puede ser una buena forma de garantizar su confianza. La clave está en disponer de la información adecuada sobre nuestros contactos y usarla de manera inteligente para enviarles contenidos personalizados, que a su vez les den la seguridad que necesitan para dejarse conocer.

Lo que nos gusta especialmente de Acumbamail es su flexibilidad en los planes de precio. Puedes configurar tu tarifa en función del número de suscriptores, del número de correos que vas a enviar y ambas cosas. Además cuenta con un plan gratuito con el que poder crear una lista de 250 suscriptores y realizar 2000 envíos mensuales. El precio para una lista de 2500 suscriptores con envíos ilimitados sería de 18€.
Acumbamail: Se caracteriza por la integración del servidor de correo en aplicaciones del cliente, así como por realizar más de 2.000 envíos a hasta 2.000 suscriptores de forma gratuita. Esta plataforma de email marketing cuenta con un asistente automático para el envío y la creación de campañas informativas. Así mismo, nos permitirá gestionar las notificaciones con los usuarios y los clientes sin llegar a saturar los servidores de correo. 

Enviar tu campaña a personas no suscritas. El error más grave de email marketing que puedes cometer. Algunos piensan que esto podría funcionarles para generar interés en los usuarios o darse a conocer, pero rara vez funciona de esa forma. Los suscriptores son voluntarios. Aunque los atraigas o enganches tú, son ellos los que deciden si quieren o no saber de ti, tu producto o marca.
MailChimp es utilizado por más de 12 millones de empresas y usuarios para enviar correos electrónicos y newsletters. Su lema es “El dinero está en la lista”. Hacer y mantener un listado de suscriptores de calidad es un paso para que una empresa genere más ventas y mantenga informados a sus clientes. MailChimp hace que este proceso sea muy fácil y ha estado perfeccionando su software durante muchos años.
Mucho se ha escrito sobre el email marketing y lo importante que es para el devenir del negocio, pero ¿Cómo hacer una campaña de email marketing efectiva? Vamos a tratar los puntos y, sobre todo, los tiempos a tener en cuenta para conseguirlo. Para ello lo haremos desde cero, identificando todos y cada uno de los aspectos que intervienen en las estrategias de email marketing y conseguir así sacarle el máximo partido a la base de datos que se maneja.
Importa las direcciones de correo en las que quieras añadir permiso activo o pasivo, quita esa lista de la libreta de direcciones y promete que nunca enviarás spam a tu libreta de direcciones personal nunca más. Asegúrate de que el primer boletín de noticias que envíes después de que hayas importado esa lista incluya un enlace a las “preferencias de suscripción de actualización” y que expliques claramente que necesitas que las actualicen.
Por otra parte, ¿te interesa segmentar a tus suscriptores para enviarles campañas específicas? Ontraport es la herramienta más útil para hacerlo. Trabaja en función del comportamiento de tus suscriptores y los agrupa de acuerdo con los clics que han hecho en tus newsletters. La herramienta es muy buena en la gestión de datos de ROI y también facilita la venta porque le ofrece al suscriptor métodos de pago accesibles con solo un clic.
A la hora de buscar herramientas de email marketing o de pago, encontrarás una gran variedad de aplicaciones, pero debes saber que lo más importante de aquella que elijas es que sus servicios cubran todas tus necesidades para que puedas adecuarlos a las de tus clientes. Mailify te ayudará a sacar provecho de tu negocio y así conseguir un mayor número de clientes a los que puedas vender y fidelizar con tus promociones u ofertas.
¿Cuál es la temática presente en todas estas pautas de email marketing? Las pruebas. Todas las audiencias y bases de datos de contactos son diferentes, de modo que asegúrate de probar la implementación de nuevas estrategias y personalizarlas en función de la manera en que tus suscriptores interactúan. (Y cuando estés listo para presionar “enviar”, mira estos ejemplos de correo electrónico para nutrir las oportunidades de venta que despertarán tu creatividad).

Los rebotes ocurren cuando un email no pudo ser entregado pues la dirección de correo electrónico es inválida, ya sea por estar mal escrita o por que fue desactivada o cerrada. Es algo que puede ocurrir a toda marca, por ello es importante tener presente este elemento. La mejor forma de prevenir o reducir este problema es auditando las listas de contacto de forma semanal, mensual o entre campañas para depurar esos contactos que impactan en la tasa de rebote.
Aunque las redes sociales son una herramienta útil que cada vez adquiere mayor importancia en lo que respecta al marketing digital, no hay garantía de que todos tus clientes tengan una cuenta de Facebook, Snapchat o Twitter. Por otro lado, una cosa de la que puedes estar seguro es que tendrán una cuenta de correo electrónico y eso es algo que realmente puede funcionar a tu favor.
Hoy traemos un post sobre email marketing muy pero que muy interesante. Lo ha redactado Ana Moreno Directora de Marketing Internacional de MDirector, así que nadie mejor para ayudarnos a analizar 7 ejemplos de campañas de mailing impactantes y por qué lo son. Si te gusta el tema, no te pierdas el post de nuestra invitada, seguro que te da pistas para las próximas newsletters de tu empresa.
El marketing por correo electrónico también tiene desventajas. Inundados de mensajes de correo electrónico, los clientes pueden filtrar los mensajes para que no lleguen a sus bandejas de entrada sin leerlos siquiera. Lo que es peor, pueden tomar sus mensajes por correo no deseado, especialmente si reciben demasiados mensajes irrelevantes. Y lo peor de todo, los clientes pueden considerar su mensaje como correo no deseado si el contenido no se corresponde con lo que pensaban que iban a recibir. Es posible que se borren de su lista de distribución de correo y tengan una pésima opinión de su negocio.
×