Cuando alguien le da permiso a una empresa para enviarle emails directamente a su bandeja de entrada, esta persona te está dando acceso a una parte de su vida personal, así como abertura para la conversación. Después de todo, nuestro correo electrónico es lo que utilizamos no sólo para recibir mensajes de empresas que nos gustan, sino también para relacionarnos con amigos, familiares y compañeros de trabajo.
Gracias Vicente por tus aportes. Me alegra que te haya gustado. Conozco a quién te refieres sobre blogging (seguramente es el mismo). Yo participé también de un “Campus de verano” con el mismo formato (grupo de Facebook) en torno al copywriting solo para suscriptores del blog. Son experiencias digitales realmente interesantes. ¡Saludos desde Argentina Vicente!
×