¿Cuál es la temática presente en todas estas pautas de email marketing? Las pruebas. Todas las audiencias y bases de datos de contactos son diferentes, de modo que asegúrate de probar la implementación de nuevas estrategias y personalizarlas en función de la manera en que tus suscriptores interactúan. (Y cuando estés listo para presionar “enviar”, mira estos ejemplos de correo electrónico para nutrir las oportunidades de venta que despertarán tu creatividad).
Mad Mimi ofrece menos opciones en general, por lo que es simple y fácil para principiantes. Por otro lado MailChimp ofrece una personalización que parece que no tiene fin, junto con las mejores opciones para ofrecer descarga gratuitas exclusivas a tus suscriptores. MailChimp permite múltiples campañas RSS a correo electrónico por feed, mientras que Mad Mimi requiere algo más de trabajo (agregar _1 al final de la URL del feed para poder utilizarla de nuevo). El diseño de Mad Mimi es más informal, mientras que MailChimp da una impresión de profesionalidad (a pesar de el chimpancé). Todo el mundo habla de un gran servicio al cliente de Mad Mimi, sin embargo, nunca he tenido ocasión de ponerse en contacto con el servicio al cliente de MailChimp porque todo está muy bien organizado y su base de conocimientos es muy completa. En última instancia, elegí MailChimp para mi blog personal (el control y la flexibilidad son invatibles), y Mad Mimi para un uso institucional (el precio es muy correcto cuando se trata de grandes listas).
TodoAbraham Garcia de LeónAbraham GeifmanAlberto CarreónAlejandro Gonzalez SaulAlvaro RattingerAna GonzálezAndrea PallaresBrigitte SeumenichtCarlos Andrés MendiolaCarlos BonillaCarlos LuerCarlos VargasCarolina BejarElizabeth PenicheFabricio de RubínFernanda RamírezFilip SobczakGuillermo PerezboldeJoel Martínez HernándezLeoncio CruzLuis EstrellaLuis GómezMalú Ascanio RiveraMichel WohlmuthNelli AcaPaco SantamariaPaco Santamaria y AnaiAguilarRodrigo LatorreRosalit Miranda
Una de las facilidades que brinda es la automatización de las campañas y el envío de determinados correos electrónicos para un segmento de personas. Te lo explico con un ejemplo: supongamos que un suscriptor hace clic en determinado enlace y promoción, luego se le incluye en un grupo donde todos hayan hecho las mismas acciones y de manera automática recibirán un correo electrónico adaptado a sus intereses. ¿Ha quedado claro?
Algunas de las fuentes que se utilizan en una publicación impresa no sean fáciles de leer en línea. Considere la posibilidad de usar una fuente Web o una combinación de fuentes que está diseñada para la lectura en pantalla, especialmente para usuarios que tengan pantallas de diferentes tamaños y resoluciones. Para obtener una lista de las fuentes Web y las combinaciones de fuentes en Microsoft Office Publisher, vea aplicar una combinación de fuentes.
Por ejemplo, yo envío un boletín de noticias semanal sobre supervivencia para mis suscriptores.  Éste incluye los primeros párrafos de mi último blog, con un enlace para leer el post completo en mi blog. También agrego varios enlaces a sitios que hablan sobre equipos de supervivencia. Por último, incluyo un apartado llamado "características del cuchillo de supervivencia", que incluye una foto de uno de mis productos y un enlace para ver más detalles (y esperemos que para incitar a realizar una compra).
En el terreno profesional, cuando hablamos de email marketing nos referimos al uso que hacen las empresas del correo electrónico con fines comerciales o informativos, aunque eso sí siempre contando con la autorización previa de los clientes conforme marca la Ley Orgánica de Protección de Datos. Y es que, a diferencia de las herramientas más tradicionales, las campañas de email marketing también permiten mandar una oferta personalizada e inmediata a usuarios específicos de un modo seguro y rápido. Pero ojo, en este tipo de envíos no todo vale  ya que debemos diseñar estos emails de una forma interesante y atractivos para que al enviarlos, el  correo electrónico no acabe en la carpeta de spam del cliente o éste terminase saturándose y se dé de baja.  A posteori, las empresas pueden comprobar qué elementos del mail marketing son las que mejor funcionan y cuáles merece la pena cambiar.
Ofrecer varias maneras de suscribirse    Solicite direcciones de correo electrónico en cada punto de contacto (mostrador de servicio, registradora, sitio Web, catálogo, boletines, llamadas de teléfono). Por ejemplo, en cada página de su sitio Web, incluya un formulario de suscripción abreviado, un vínculo a una página de suscripción o un gráfico destacado que anime a los visitantes a suscribirse.
×