La época de los grandes y llamativos banners con el reclamo de tal o cual producto es historia. Después de despertar la curiosidad y las ganas de comprar el producto o servicio, la mejor manera de guiar a los lectores al contenido promocional es un enlace en el texto. Es uno de los tipos de marketing de afiliados que mejor funcionan. Probablemente sea por su sencillez. Y porque se inserta en un contenido de valor para el usuario.
La mayoría de los productos en línea tienen sus propios programas de afiliación internos. Todo lo que tienes que hacer es encontrar los productos más vendidos en tu nicho y aprovechar la oportunidad para comercializarlos. Por ejemplo, si llevas un blog sobre perros, puedes intentar encontrar un programa de afiliados relacionado con la comida para perros o el cuidado de perros.
×