Finalmente, otro punto fundamental que debes tener en cuenta antes de afiliarte, es que te asegures de que aquello que recomiendas, sea algo realmente bueno, ya que no sería muy conveniente que tus seguidores sean clientes insatisfechos. Es decir, la insatisfacción de un cliente no sería directamente un problema que afecte tu página o comunidad, pero dejarás de ser fiable para tus fans.
Por poner un ejemplo clasificador: si disponemos de un blog o página web en la que hablamos sobre telefonía móvil, podemos incorporar enlaces de este tipo de productos que redirijan a una página de venta de los mismos, como Amazon, de manera que si el usuario que ha llegado a Amazon a través del enlace realiza alguna compra, nosotros nos llevaríamos una comisión por hacer la referencia.
Existen software que convierten al instante vínculos existentes de productos y mercantes  dentro de tu contenido en enlaces de afiliados, y también localizan y convierten referencias de productos naturales en enlaces donde los lectores pueden comprar artículos aplicables. Todo esto de manera automática, librándote de la tediosa tarea de navegar entre líneas en tu blog para añadir nuevos vínculos de forma manual.
Una manera de implementar el marketing de afiliación sería promocionar -ya sea a través de una newsletter, de un banner, de un código, etc…- unas zapatillas deportivas de última generación, directamente relacionadas con el interés de tu público objetivo. Cada vez que uno de los lectores adquiriese este producto desde tu web, tu cobrarías una comisión por venta de parte de la marca. 
Encontrar el éxito en el marketing de afiliación no es fácil, pero no es tan complicado como podrías pensar. Debes ser persistente, consistente y tener un plan de marketing adecuado.  Qué productos afiliados elige comercializar y qué medio usa para promocionar los productos marcará una diferencia significativa en términos de lo que ganará de este tipo de marketing.
Se trata de contactar con el responsable del producto que quieres promocionar, ya sea la directora de una empresa, el responsable de marketing o un sencillo blogger. Explícale tu caso, la idea que tienes en mente y lo que puedes ofrecerle a cambio de llevarte una comisión por promocionar su producto. El “NO” ya lo tienes así que, ¿qué vas a perder?

Piensa en lo que haces cuando quieres comprar algo o buscar información. Es más que probable que escriba sus pensamientos en un motor de búsqueda como Google ¿Qué sucede si puede aprovechar las palabras clave que las personas estaban buscando, darles la información que desean y ganar una comisión por ayudarlos a resolver su problema o guiarlos a un producto?


Si el medio que hemos configurado es una cuenta en las redes sociales, sólo tendremos que esperar a que Daisycon nos indique si nos aceptan como editores. En el caso de que hayamos dado de alta un dominio, todavía nos faltará un último paso para verificar que somos dueños de esa web. El proceso es muy similar a cuando nos damos de alta en la Consola de Google o en otras plataformas de marketing de afiliación.

El marketing de afiliación permite a los empresarios conseguir grandes resultados de marketing digital, sin necesidad de invertir grandes presupuestos y con la seguridad de saber de dónde ha llegado el tráfico hacia su web. A diferencia de las técnicas de pago por clic, las redes de afiliación no te hacen correr ningún riesgo, ya que el pago que se realiza a la red de afiliados se define en base a resultados válidos y no por clics o impresiones.
×