Hazte un experto utilizando el mercadeo PPC para guiar el tráfico a tu página de aterrizaje. Es similar a comprar espacios para anuncios, tendrás que ofertar usando palabras clave para poder colocar el link en tu página de aterrizaje y así podrás darte a conocer. Si tienes mucha experiencia con los motores de búsqueda de anuncios, esta puede ser tu mejor opción.
Está disponible en diferentes idiomas pero no el español. La utilizan más en Estados Unidos, Australia o en algunos países de Europa como Francia, Alemania o Reino Unido. Es una opción más, recomendable si te manejas bien en inglés para entender todo. La ventaja o desventaja, según se mire, puede estar en los precios o comisiones que estarán adaptadas a mercados extranjeros y no al español.
Es claro que lo primero que debes hacer es tener un blog, elegir su nombre y un tema llamativo para tu público meta. Escribe sobre algo que te guste, o la tarea será aún más ardua. Lo segundo, es alimentarlo; escribe como si no hubiese un mañana, y tu mañana estará asegurado. Y lo tercero, buscar una compañía que quiera tenerte como socio afiliado.
Por ejemplo, ¿recuerdas las herramientas de marketing llamadas “banner” que se utilizaban para impulsar las ventas a un ritmo astronómico hace unos años? Bueno, esos banners desarrollaron un término llamado “ceguera de la bandera”. Eso significa que la mayoría de los espectadores en línea no harán clic en los banners, incluso si pertenecen a lo que están buscando.
Es un modelo de CPA o Coste Por Adquisición en el que todas las partes salen ganando: El anunciante vende su producto o servicio y sólo paga en los casos en los que sus objetivos de venta se cumplen, tu lector saca provecho de tus recomendaciones, y tu, como afiliado, obtienes no solamente el reconocimiento de tus lectores, sino que te embolsas la correspondiente comisión de afiliación. 
×