El Marketing de afiliación es una rama del marketing online que se basa en la obtención de resultados. Los propietarios de sitios web, denominados afiliados, se encargan de publicitar a los anunciantes mediante la publicación de sus anuncios o promociones. Dichos afiliados obtienen una comisión cuando el usuario entra en su página web y realiza la acción determinada (por lo general realizar un registro o compra). Este tipo de marketing se diferencia especialmente en el coste percibido por la empresa. El Coste por Acción (CPA) permite al anunciante pagar sólo por cada uno de los usuarios que realizan la acción determinada y no por campaña. Es sin duda una de las mejores formas de monetizar sitios web, newsletters y redes sociales.
Un componente esencial de una estrategia de contenido exitosa para el marketing de afiliados es utilizar la redacción en línea y mejores prácticas de SEO para atraer tráfico de búsqueda, así que pocos tendrán éxito sin la apariencia básica de una campaña de marketing en varios canales. El flujo saludable de tráfico cualificado es el combustible que alimenta la máquina de marketing de afiliados, y la mejor manera de ampliar su alcance, aumentar la exposición, y forjar conexiones más profundas es a través de la participación de múltiples canales.

Es un modelo de CPA o Coste Por Adquisición en el que todas las partes salen ganando: El anunciante vende su producto o servicio y sólo paga en los casos en los que sus objetivos de venta se cumplen, tu lector saca provecho de tus recomendaciones, y tu, como afiliado, obtienes no solamente el reconocimiento de tus lectores, sino que te embolsas la correspondiente comisión de afiliación.
×