Pero ojo, no se trata de recomendar productos que no merecen la pena, piensa que si una persona ve que recomiendas un producto que no es de calidad, puede perjudicar a tu sitio web perdiendo a ese fiel usuario que dejará de confiar en tí, pero si el producto es bueno, lo mencionas en tu web y te genera un comisión por ello, ¿no es un negocio redondo?
Es claro que lo primero que debes hacer es tener un blog, elegir su nombre y un tema llamativo para tu público meta. Escribe sobre algo que te guste, o la tarea será aún más ardua. Lo segundo, es alimentarlo; escribe como si no hubiese un mañana, y tu mañana estará asegurado. Y lo tercero, buscar una compañía que quiera tenerte como socio afiliado.
Es claro que lo primero que debes hacer es tener un blog, elegir su nombre y un tema llamativo para tu público meta. Escribe sobre algo que te guste, o la tarea será aún más ardua. Lo segundo, es alimentarlo; escribe como si no hubiese un mañana, y tu mañana estará asegurado. Y lo tercero, buscar una compañía que quiera tenerte como socio afiliado.
Pago por acción. En cada tipo de estrategia publicitaria, el anunciante puede estar interesado en conseguir diferentes acciones. Por ejemplo en la venta de seguros, existen programas de afiliados en los que el anunciante comisiona si el afiliado consigue que un posible cliente realice una cotización de su seguro en el “tarificador” de la aseguradora.
Si tienes una facturación baja te tienes que buscar un poco la vida a pesar de tener que pagar también una cuota mensual y hasta una comisión del 30% sobre cada registro (las comisiones de ventas son más bajas). Adicionalmente tienes que reenumerar a los afiliados que te aportan ventas. Digamos que pagamos un 10% por cada venta. En caso de pagar por lead 1 euro tendrías que sumarle un coste de 0,30€ de comisión.

Desarrolla el hábito de escribir al menos 1000 palabras al día, esto puede tomarte entre una y tres horas diarias. Si mantienes esta rutina únicamente 5 días a la semana, en 6 meses tendrás más de 120.000 palabras en tu página o blog. Este es un enorme avance, si logras escribir 2000 palabras cada día, tendrás 240.000 palabras en tu blog, una enorme cantidad de contenido valioso.
La guía esta de lujo tío! Recién he terminado de leer el primer capitulo pero he quedado muy satisfecho con la explicación que hay en ella! La metodología que usas es muy sencilla e intuitiva justo para un novel como yo que se inicia en el mundo del Marketing de Afiliados jeje. Mi héroe favorito es Iron Man pero ahora creo que se llamara Iron Chuiso jaja!
Y hasta aquí por hoy, que al final ha quedado un tutorial bastante majo. Ya sabéis que, como siempre, podéis utilizar los comentarios para preguntarme cualquier duda que os surja. ¿Os ha gustado Daisycon y queréis monetizar vuestro sitio? Si es así y tenéis pensado crearos una cuenta gratuita, agradecería que lo hicierais con mi link haciendo click en el siguiente botón. ¡Hasta la próxima!

Por un lado, los largos y feos enlaces de seguimiento de afiliados son un claro regalo para las personas que desean vender un producto, por lo tanto, hacer que su enlace sea más corto y “más bonito”, le dará una apariencia más profesional. Uno de mis complementos favoritos para hacer que los enlaces se vean “bonitos” es el plugin Pretty Links WordPress.

Si quieres más formación o las herramientas que yo utilizo para ganar dinero con mi blog, puedes pasarte por mi página de recursos. Recuerda que si decides comprar algún producto, yo obtendré una comisión por la venta del producto (el precio es el mismo para ti) y será una forma de agradecerme mi trabajo publicando contenido gratuito en este blog 😉
La época de los grandes y llamativos banners con el reclamo de tal o cual producto es historia. Después de despertar la curiosidad y las ganas de comprar el producto o servicio, la mejor manera de guiar a los lectores al contenido promocional es un enlace en el texto. Es uno de los tipos de marketing de afiliados que mejor funcionan. Probablemente sea por su sencillez. Y porque se inserta en un contenido de valor para el usuario.
×