Cuando un cliente hace clic en el enlace en el sitio web del afiliado y compra el producto, lo recomienda a otras personas que buscan el mismo artículo o lo vuelven a comprar, el comerciante aumenta sus posibilidades de ganar. Por otro lado, el vendedor afiliado se beneficia de cada cliente que hace clic en el enlace en su sitio web y que realmente compra el producto o hace uso del servicio proporcionado por el comerciante. Por lo general, el afiliado recibe comisión por venta, que puede ser un porcentaje o una cantidad fija.

Si bien cualquier persona que participa en un programa de afiliados (ya sea simplemente ligarse a Amazon o la prestación de productos o  servicios) debe estar familiarizado a fondo con las normas más actuales; es crucial empezar por entender que cualquier entidad involucrada en una relación de afiliados debe cumplir las leyes y de manera clara y pública.


De repente, después de centenares de horas de esfuerzo y de pruebas – y de paso centenares de US $ gastados en productos milagrosos que no funcionaban, conseguí cerrar una primera venta en un nicho. Me puse tan contento que me fui a contárselo a mis amigos, que sencillamente no entendían nada del tema. Me miraron con cara de preocupación y pena (qué iluso…).
En cualquier caso, el marketing de afiliación es interesante siempre y cuando el comerciante disponga de una web optimizada para las ventas. Es decir, cuando su espacio virtual está preparado para traducir en ventas, registros, altas, etc. el tráfico que reciba. Para ello es importante que todo el material que el anunciante facilite a los afiliados esté actualizado, sea de calidad, se haya confeccionado de manera interesante y atractiva, etc.
×