Consiste en dirigir tráfico (visitantes) desde tu web o blog, a otros portales que venden algún bien o servicio online. Se crean unos enlaces especiales que contienen un código personalizado, este código queda registrado mediante cookies en el portal que hemos enlazado y si algún visitante de tu web o blog pincha en ese enlace, automáticamente irá a la web del vendedor, y quedará registrado como “cliente” tuyo, entonces si alguno de estos visitantes que tu envías termina comprando tu te llevas una comisión.

Si no sabes nada del tema, mi recomendación es que montes un laboratorio en vivo, el tiempo que haga falta antes de implementar estas técnicas en tu blog de toda la vida. La metodología funciona para todos los idiomas, aunque es cierto que si decides intentarlo en inglés, todo te será más fácil. Aprende primero, valida que el marketing de afiliación funciona, y en un segundo impleméntalo en tu blog, para tu público. 0% de riesgo, 100% beneficios para ti y tus lectores.
Es un modelo de CPA o Coste Por Adquisición en el que todas las partes salen ganando: El anunciante vende su producto o servicio y sólo paga en los casos en los que sus objetivos de venta se cumplen, tu lector saca provecho de tus recomendaciones, y tu, como afiliado, obtienes no solamente el reconocimiento de tus lectores, sino que te embolsas la correspondiente comisión de afiliación.
×