Yo mismo cometí este error al comenzar mi página de Instagram con Emprende Academy. Al principio tenía muchos seguidores, pero rápidamente me di cuenta que estaba invirtiendo tiempo y recursos en algo que no era mío: esa cuenta le pertenece realmente a Instagram y Facebook y el día que ellos decidan cancelar tu cuenta o penalizarla, te quedas sin negocio.
La mayoría de los productos en línea tienen sus propios programas de afiliación internos. Todo lo que tienes que hacer es encontrar los productos más vendidos en tu nicho y aprovechar la oportunidad para comercializarlos. Por ejemplo, si llevas un blog sobre perros, puedes intentar encontrar un programa de afiliados relacionado con la comida para perros o el cuidado de perros.
×