Lo bueno de todo esto, es que el cliente no tiene porque comprar en el mismo momento en el que pasa de tu web a la del vendedor. En la mayoría de casos, los vendedores te permiten recibir la comisión si ese cliente vuelve en un plazo de 30 dias, (los hay que mas dias y los hay que menos) y compra algo durante ese periodo. Esto se consigue de forma automática a través de los cookies.
Si estás comparando programas de afiliación, uno de los factores que debes valorar es el de la duración de la ventana de conversión que genera la cookie. Hay programas de afiliación de importantes anunciantes que solo te guardan la cookie durante 1 día, excepto si el usuario ha dejado el producto en el carrito de compra (en este caso lo amplían hasta 90 días). Es habitual que la ventana de conversión se establezca en 30 días o más.
La época de los grandes y llamativos banners con el reclamo de tal o cual producto es historia. Después de despertar la curiosidad y las ganas de comprar el producto o servicio, la mejor manera de guiar a los lectores al contenido promocional es un enlace en el texto. Es uno de los tipos de marketing de afiliados que mejor funcionan. Probablemente sea por su sencillez. Y porque se inserta en un contenido de valor para el usuario.
Es un modelo de CPA o Coste Por Adquisición en el que todas las partes salen ganando: El anunciante vende su producto o servicio y sólo paga en los casos en los que sus objetivos de venta se cumplen, tu lector saca provecho de tus recomendaciones, y tu, como afiliado, obtienes no solamente el reconocimiento de tus lectores, sino que te embolsas la correspondiente comisión de afiliación.
×