Pero ojo, no se trata de recomendar productos que no merecen la pena, piensa que si una persona ve que recomiendas un producto que no es de calidad, puede perjudicar a tu sitio web perdiendo a ese fiel usuario que dejará de confiar en tí, pero si el producto es bueno, lo mencionas en tu web y te genera un comisión por ello, ¿no es un negocio redondo?
Muchas veces por vaguería, y muchas otras veces por desconocimiento. Sistemas de publicidad como Adsense facilitan muchísimo la labor del blogger/webmaster. Solo debemos publicar contenido y mas contenido, y la publicidad estará ahí situada generando ganancias. En el marketing de afiliados ganaremos dinero convenciendo al usuario para comprar algo, y para ello debemos enfocar el contenido a ese objetivo.
Una vez que se convierte en un afiliado, puede elegir las ofertas que quiera promocionar en su sitio web o blog. Asegúrese de que las ofertas que seleccione sean relevantes con su nicho. Por ejemplo, si usted tiene un blog de salud y fitness, es natural anunciar vitaminas y suplementos de pérdida de peso. Haga un poco de investigación y determine qué ofertas son las más populares con el público objetivo seleccionado. 

También el webmaster o blogger puede sacar provecho de este forma de monetización siempre que tenga claro el tipo de contenido que tenga más éxito en este campo. Además influye mucho el negocio que hay detrás de los anuncios. Por lo tanto la selección del programa de afiliación es de vital importancia. Incluso teniendo todo eso no vas a vender nada a través del marketing de afiliación si no logras la confianza de tus lectores.
Es un modelo de CPA o Coste Por Adquisición en el que todas las partes salen ganando: El anunciante vende su producto o servicio y sólo paga en los casos en los que sus objetivos de venta se cumplen, tu lector saca provecho de tus recomendaciones, y tu, como afiliado, obtienes no solamente el reconocimiento de tus lectores, sino que te embolsas la correspondiente comisión de afiliación.
×