El Marketing de afiliación es una rama del marketing online que se basa en la obtención de resultados. Los propietarios de sitios web, denominados afiliados, se encargan de publicitar a los anunciantes mediante la publicación de sus anuncios o promociones. Dichos afiliados obtienen una comisión cuando el usuario entra en su página web y realiza la acción determinada (por lo general realizar un registro o compra). Este tipo de marketing se diferencia especialmente en el coste percibido por la empresa. El Coste por Acción (CPA) permite al anunciante pagar sólo por cada uno de los usuarios que realizan la acción determinada y no por campaña. Es sin duda una de las mejores formas de monetizar sitios web, newsletters y redes sociales.
Encontrar el éxito en el marketing de afiliación no es fácil, pero no es tan complicado como podrías pensar. Debes ser persistente, consistente y tener un plan de marketing adecuado.  Qué productos afiliados elige comercializar y qué medio usa para promocionar los productos marcará una diferencia significativa en términos de lo que ganará de este tipo de marketing.
Siempre funcionan mejor los enlaces profundos, los que aparecen de forma natural en una entrada del blog o en la página principal. También debemos tener en cuenta el número de enlaces que introduces en la entrada,  normalmente, es recomendable meter uno al principio, otro por la mitad y al final. Con esto, será más que suficiente. Además, muchos enlaces puede llegar a ser molesto e intrusivo para los usuarios, haciendo que disminuya el tiempo de permanencia de nuestros usuarios en la web.
Sin embargo (y esto es importante) monitoreo constantemente el feedback negativo para ver si no estoy molestando a mi audiencia: Facebook nos permite ver a través de su página de Insights cuántas personas han ocultado un post, todos los posts o los han marcado como Spam. Esa es la clave, monitorizar el feedback negativo; si el producto encaja con la audiencia, normalmente no tendremos problemas, pero sino, podríamos molestar a algunos fans!

La mayoría de los productos en línea tienen sus propios programas de afiliación internos. Todo lo que tienes que hacer es encontrar los productos más vendidos en tu nicho y aprovechar la oportunidad para comercializarlos. Por ejemplo, si llevas un blog sobre perros, puedes intentar encontrar un programa de afiliados relacionado con la comida para perros o el cuidado de perros.
×