Por poner un ejemplo clasificador: si disponemos de un blog o página web en la que hablamos sobre telefonía móvil, podemos incorporar enlaces de este tipo de productos que redirijan a una página de venta de los mismos, como Amazon, de manera que si el usuario que ha llegado a Amazon a través del enlace realiza alguna compra, nosotros nos llevaríamos una comisión por hacer la referencia.
La mayoría de los productos en línea tienen sus propios programas de afiliación internos. Todo lo que tienes que hacer es encontrar los productos más vendidos en tu nicho y aprovechar la oportunidad para comercializarlos. Por ejemplo, si llevas un blog sobre perros, puedes intentar encontrar un programa de afiliados relacionado con la comida para perros o el cuidado de perros.
×